Seguir por mail

26 jun. 2012

Alejandro acudió anoche a un programa de TV

El artista se sinceró anoche en el programa de televisión de Julia Otero, coincidiendo con el mismo día del estreno de "No me compares", el primer single de su nuevo trabajo discográfico. Alejandro ha hecho esperar a sus incondicionales tres años, pero estos le han esperado con paciencia y se han volcado cuando les pidió ayuda. "Ya que tenemos las redes sociales, que son fantásticas, es interesante hacer este tipo de cosas” confesó en el programa. En respuesta a diversas cuestiones planteadas por conocidos personajes, el intérprete habló de su familia y su reciente boda con Raquel Perera, además de hacer balance de su trayectoria artística. "La experiencia es bastante importante pero está sobrevalorada. La frase la juventud divino tesoro define bien lo que es la juventud y como nos gustaría mantenerla durante más tiempo. Pero no me arrepiento de nada de lo que he vivido. Ahora viendo mi vida pasar por delante me gusta lo que veo" aseguró. “Cuando vives el éxito muy continuo como especie de enfermedad crónica, te das cuenta de que es más difícil intentar superar determinados objetivos. Pero encuentras que hay otras cosas de tu vida más importantes, vas teniendo objetivos en otras cosas de tu vida”. Una de sus prioridades actuales son por supuesto sus hijos: tiene tres, pero no descarta ampliar la familia. “Y quiero más. Siempre dije que quería un equipo de fútbol”. Intenta mantener la normalidad en su vida diaria y alejar su faceta pública de su hogar, tal y como aseguró: “En mi casa se respira un ambiente muy normal. Nuestra relación es tan buena de padres a hijos… Me pongo a su nivel, jugar a lo que ellos juegan”. El 23 de mayo, Alejandro contrajo matrimonio por sorpresa con Raquel, un enlace religioso que anunciaron y celebraron días después el mismo día en que bautizaron al hijo que tienen en común Dylan. “Ahora todo el mundo lo que hace es separarse o juntarse en pareja. Yo he vivido mucho tiempo así, pero ahora me apetecía. Tenemos un hijo en común, me lo pidió el cuerpo y lo más punky que he hecho en mi vida es casarme por la iglesia” aseguró anoche. Un secreto que guardaron celosamente y que sólo conocían la hermana de Raquel y Juan Ramón, que “es el que trabaja conmigo”. “Fue emotivo que la gente lo descubriera en ese momento y mucho más tranquilo el proceso de preparación. Hubo quien dijo no voy vestida para una boda”. Lo que es evidente es que el artista ha dejado que su felicidad en la vida personal influya en su trabajo. "La verdad es que en mi vida ahora mismo estoy feliz y contento y eso se tiene que reflejar en el trabajo", dijo Alejandro.