Seguir por mail

30 oct. 2012

Sanz vibró en San Luís

Alejandro Sanz ofreció un concierto ante más de siete mil asistentes en el Estadio 20 de Noviembre. En el escenario, el cantautor madrileño recordó la primera ocasión que visitó San Luis Potosí hace veinte años cuando promocionaba su carrera como solista. En un enorme soporte se instaló una gran escenografía con luces robóticas, y una pantalla gigante de led al fondo, del techo colgaban múltiples palillos de luz que cambiaban de color en cada canción; con esto, el cantante demuestra una gran producción tanto escénica como en el numeroso conjunto de músicos que le acompañan, todos con calidad. El grupo de coristas no se queda atrás, y demuestran un gran entrenamiento vocal. El repertorio fue integrado por los temas de sus anteriores producciones discográficas y las de su nuevo disco “La música no se toca”, que da título a su gira 2012. San Luis es la penúltima ciudad de la gira en México. Cierra sus presentaciones en Tijuana. Anteriormente se presentó en Guadalajara donde cantó gratis a los niños del Hogar Cabañas en Jalisco. El concepto musical de esta gira, tiene arreglos variados que van desde el rock con los sonidos estridentes de las guitarras eléctricas, hasta canciones donde Sanz sólo es acompañado de sus coristas y un piano. Al terminar la función que duró una hora y media, Sanz escribió en su cuenta de Twitter: “Gracias San Luis. Qué bonita noche… Mi abrazo eterno”. En el escenario también habló sobre las utopías, que han estado presentes en su vida. El cantautor salió al escenario minutos después de las ocho de la noche, y su recomendación ante el viento frío mencionó: “hoy nos vamos a abrazar, a besar, si también eso… para calmar el frío, pero sobre todo vamos a cantar para que esta noche recobremos el calor”. "Cuando nadie me ve”, “Amiga mía”, “¿Y si fuera ella?”, “La fuerza del corazón”, “Aprendiz”, fueron las canciones más coreadas por los asistentes. Sanz demuestra estar vigente y con un gran equipo creativo que lo rodea.