Seguir por mail

19 nov. 2012

Alejandro Sanz: "Intento formar una familia normal"

Casado en la actualidad con Raquel Perera, con quien el año pasado tuvo a su hijo Dylan, el popular cantante debe velar también por el bienestar de Manuela y Alexander, fruto de sus relaciones con Jaydy Mitchell y Valeria Rivera respectivamente. A pesar de las complicaciones derivadas de ser padre de tres hijos con madres diferentes, Alejandro no cree que su familia sea muy diferente a la del resto y asegura que es capaz de reunirlos a todos con cierta frecuencia y siempre que se da la oportunidad. "Los chicos viven con sus madres, pero siempre que podemos hacemos cosas todos juntos. Este verano, Alexander lo pasó conmigo. Intento que estemos unidos, ya que somos una familia normal", explicó en una entrevista con la edición española de Vanity Fair. El que fuera ídolo de millones de adolescentes en su juventud es ahora un veterano músico de 43 años que disfruta de la tranquilidad de su finca en Extremadura, y de momentos de soledad en sus sesiones de pintura. La estrella confiesa que le gusta llevar una vida discreta y alejada del ruido mediático, aunque también admite que el negocio de la música no le deja dedicarse a sus aficiones tanto como le gustaría. "En mi finca de Extremadura he encontrado la tranquilidad que necesitaba. Aquí medito, trabajo, paseo por el campo, cultivo tomates y pimientos, y monto a caballo. Pero sobre todo disfruto reuniéndome con familiares y amigos. También solía pintar, he pintado y volveré a pintar, pero me cuesta compaginarlo con la música porque quita mucho tiempo", añadió. Cuando se cansa de estar encerrado en su casa de campo, el intérprete se lanza a navegar por el Caribe en sus frecuentes estancias en la ciudad de Miami, donde posee una residencia y una lancha. A pesar de los tópicos que imperan sobre los lujos de la vida en Florida, Alejandro insiste en que su presencia en Miami es de todo menos "superficial". "Me encanta navegar, y por eso me gusta tanto Miami. Tengo una lanchita y salgo a alta mar, donde no llegan los paparazzi. La gente piensa que mi vida en Miami es superficial, pero yo tengo mucho en esta ciudad, amigos y compañeros de trabajo. Es en esta ciudad donde viven muchos de los músicos con los que colaboro, y donde se encuentra el estudio donde grabo mis discos", concluyó.