Seguir por mail

27 feb. 2013

Sanz enamoró a peruanos acompañado de su guitarra

A las 9:15 de la noche, tres telas blancas colgando en el escenario mostraban el reflejo de Alejandro Sanz caminando con su guitarra en la mano. Luego estas caerían y él recibía el aplauso de sus incondicionales seguidores. "Llamando a la mujer acción" y ‘Cómo decir sin andar diciendo’ fueron los temas elegidos para calentar el Estadio Nacional y luego agradecer la presencia de cada uno de los asistentes. “Déjame que te respire Lima. Qué gusto estar de nuevo aquí. Quiero darle un saludo muy grande a la gente que también ha venido del extranjero. Este es su concierto, ustedes mandan”, precisó para entonar "Se vende" y "Desde cuando". Con un gran juego de luces y una pantalla al fondo del escenario que proyectaba distintas imágenes y colores, el español agregó que “les he preparado un medley con canciones que espero se acuerden de ellas. Amenazo con no irme, estoy muy a gusto aquí”. Tras esto, más de un fanático se paró en sus sillas y perdió la voz cantando clásicos como "Nuestro amor será leyenda", "El alma al aire", "La Habana" y "Quisiera ser". Sanz, quien utilizó su cuenta en Twitter hace algunas semanas para invitar a su concierto a su gran amigo Gian Marco, cumplió lo prometido y pidió que aparezca en el escenario. “La música también es respirar y para respirar quiero invitar a un buen amigo a este escenario, el señor Gian Marco”, precisó el español para unirse en un prolongado abrazo con el peruano quien le agradeció y le dijo que “ver que el país de uno te reciba como te reciben, es una maravilla”. Ambos entonaron en acústico, los temas "Respirar" y "Cuando nadie me ve", robando más de un aplauso, sonrisa y beso cómplice entre los miles de asistentes. "Enséñame tus manos", "Para que me quieras", continuaron siendo cantadas por aquel hombre de 44 años, que con algunas canitas que se asoman, aún mantiene esa sonrisa de niño que enamora a quienes lo siguen. “Estamos muy a gusto acá. Les voy a cantar una de mis canciones más reciente, que compuse hace cuatro meses y quiero estrenarla esta noche en el Estadio Nacional de Lima”, indicó y más de uno se emocionó con la noticia; sin embargo, lo que vendría luego sería memorable. "Mi soledad y yo" y "Corazón partío" llenaron de amor el recinto. "No me compares" y "No es lo mismo" hicieron cantar a todos en una sola voz. "Looking for paradise" hizo bailar a más de uno y "La música no se toca", que da nombre a la gira, retumbó en el lugar. “Quiero dedicarle esta canción a mi hijo que ha venido a ver este concierto en Lima”, precisó para luego agregar que “solo espero que esta noche la hayan pasado bien. Los quiero mucho y espero verlos muy pronto. Nos los llevaremos en el corazón en el resto de la gira. Dios los bendiga”, fueron sus últimas palabras ante los peruanos para luego regalar los temas "Mi marciana", "Amiga mía" y "Y si fuera ella". Alejandro Sanz prometió volver a Lima para seguir llenando de amor el corazón de los peruanos y seguir demostrando el agradecimiento y afecto hacia el motor de su carrera: sus fans.