Seguir por mail

6 mar. 2013

Alejandro Sanz despidió la Vendimia 2013 y generó miles de suspiros

Al final, un cantante español fue más efectivo que el más etílico de los vinos: en menos de una noche, Alejandro Sanz "embriagó" a varias miles de personas que aguardaron ansiosamente su presentación. El artista melódico cerró la cuarta y última noche de "Teatro mágico de piedra y vino", ante un Frank Romero Day nuevamente colmado de público que, en su gran mayoría conformado por mujeres, deliraron con su presencia. A las 23.15 el madrileño salió a escena. Las miles de almas (muchas de ellas femeninas) estallaron en gritos y ovacionaron al español más romántico. "Llamando a la Mujer Acción" vaticinó una noche que iba a estar marcada por el romance y los suspiros de sus seguidoras. Previo agradecimiento a los mendocinos y algunas bromas cómplices con su público, Sanz prosiguió con el idilio. “Se vende”, “Desde lejos”, “El alma al aire”, “Cuando nadie me ve” y los ya clásicos “Mi soledad y yo” y “Corazón partío”, formaron parte de la declaración de amor que el artista madrileño forjó el resto del recital con sus fans. Ya para el final, Sanz prometió regresar no sin antes desearles “felicidad” a sus chicas, las cuales, a esa altura, estaban al borde de la locura.