Seguir por mail

19 abr. 2013

Así fue el show de Guayaquil

Un total de 18 canciones interpretó el cantautor español Alejandro Sanz en su presentación de ayer jueves 18 de abril en el Estadio Modelo Alberto Spencer de Guayaquil. El concierto arrancó a las 21:35 (pues cerca de las 20:00, mientras el público se acomodaba para apreciar el show, el telonero Gustavo Herrera abría el telón con sus éxitos) y culminó a las 23:15. Entre el público se podía apreciar camisetas de las selecciones de fútbol de Ecuador y España. Después de un largo receso, a las 21:30 exactamente, los gritos ensordecedores de los fanáticos daban la bienvenida al madrileño, quien al entrar al escenario lanzó su grito de batalla “¡Arriba Guayaquil!”, para encender una verdadera fiesta. El espectáculo, que generó expectativa entre los fanáticos del madrileño, se desarrolló con romanticismo, luces, buena música y una constante lluvia que se mantuvo durante todo el show. Pero las aguas no impidieron que los más de 15 mil espectadores disfrutaran de la velada de Sanz, quien arrancó el show con tres temas de su más reciente álbum de estudio "La Música no se toca": "Llamando a la mujer acción", "Cómo decir sin andar siguiendo" y "Se vende". Este último tema, por haber sido lanzado como sencillo el 17 de septiembre del año pasado, fue uno de los más coreados por el público. El concierto ganó en emoción cuando se introdujeron canciones más antiguas como "Desde cuándo", "Nuestro amor será leyenda", "Labana" y "Quisiera ser". Precisamente cuando ya tenía a los espectadores de su lado, al haber interpretado temas que por conocidos removían fibras internas, cambió su guitarra acústica por una eléctrica e interpretó una canción nueva: "Camino de rosas". Lo que se pudo apreciar es que en este nuevo disco, que es lo más rock que Sanz ha hecho en mucho tiempo, se aleja de los dúos comerciales, del reggaeton e introduce notas más graves. Para ello jugó un papel importantísimo la bajista Brigitte Sosa, importada de las Islas Canarias. "No me compares" y "Mi Marciana" fueron los otros temas que interpretó de su nuevo disco. Los combinó con canciones añejas como "Enséñame tus manos", "Corazón partío", "Cuando nadie me ve", "Mi soledad y yo", "No es lo mismo" o "Looking for Paradise". El concierto lo cerró con "Y si fuera ella" y "Amiga mía". Cerca de 16 mil espectadores presenciaron el concierto en Guayaquil, según datos proporcionados por los organizadores, que desde tempranas horas de la tarde rondaron por los exteriores del coloso de la Avenida de las Américas y esperaban que se abrieran las puertas de ingreso a las localidades. Todos con paraguas y trajes impermeables, formaban largas filas bajo el agua. Sanz tiene previsto presentarse mañana sábado 20 de abril a las 20:30 en el Coliseo Rumiñahui de Quito. Su gira continuará en Colombia, Panamá, Costa Rica, EE. UU., Puerto Rico, Venezuela y España.