Seguir por mail

22 may. 2013

Alejandro Sanz agradece la paciencia del público venezolano

Alejandro Sanz , cuyo conciertos previstos para abril y mayo en Venezuela fueron pospuestos sin fecha precisa, dijo esta mañana que agradece la paciencia del público venezolano: "Lo primero de todo, agradecer la paciencia a Venezuela. Voy a hacer todo lo posible para que esta gira pase por ahí. Iremos cuando nos dej... cuando podamos ir a cantar. Porque sólo vamos a cantar, lo prometo" y es que Alejandro está trabajando el tour de su último disco al país caribeño, donde ya en 2007 se le prohibió realizar un show tras declarar que no le gustaba la forma de gobernar de Hugo Chávez. "No es agradable lo que pasó, pero quiero mandarle un mensaje a la gente en Venezuela: que sepa que estoy trabajando para llevar como sea mi gira", sostuvo el músico ante la prensa en el Palacio de los Deportes de Madrid, donde presentó el tour que lo llevará por 19 ciudades españolas con su último trabajo, "La música no se toca". El madrileño realizó una serie de presentaciones en Estados Unidos y 11 países de América Latina que tuvieron una notable repercusión ante 300 mil fans. Aunque tenía previsto aterrizar en las ciudades venezolanas de Valencia, Caracas y Maracaibo en abril y mayo, las presentaciones fueron pospuestas sin fecha fija y sin explicaciones. El último concierto del músico en Venezuela fue en 2010, tras seis años de ausencia, en una presentación que estuvo precedida por una polémica por su rechazo anterior al entonces presidente Chávez. En 2008, Sanz dijo que no le gustaba el estilo de gobierno de Chávez. Los seguidores del mandatario lo declararon persona non grata y sus recitales fueron cancelados por falta de seguridad. Al regresar a Venezuela en 2010 evitó hablar de política y emocionó a sus fans con su gira "Paraíso Express". "El público latinoamericano es muy cariñoso y tenemos una gran conexión. Hay muchas cosas en común entre la gente de Latinoamérica y la de España, y es impresionante el calor con el que me reciben. Intento conectarme con su idiosincrasia y conocer sus realidades", contó en la capital española el ganador de 15 premios Grammys Latinos y tres Grammys. A modo de ejemplo contó que en una ocasión, durante un concierto en Argentina, le recordó al público que España había ganado la Copa del Mundo en 2010 en Sudáfrica. "Fue una broma, pero la gente se quedó seria. Por eso hay que conocer bien a cada público para saber con qué se puede bromear y con qué no", sonrió.