Seguir por mail

21 jun. 2013

Alejandro Sanz parte el corazón a Granada

Alejandro Sanz salió a escena y el Palacio de los Deportes se vino abajo. Miles de gargantas tronaban ante el ídolo, el hombre sencillo que llena plazas de toros y estadios para cantar "La música no se toca", su último disco, el décimo álbum del cantante. Lleno a rebosar el Palacio de los Deportes, en torno a seis mil personas que disfrutaron del concierto. Sanz regaló dos horas de actuación a un público mayoritariamente femenino, las mismas mujeres que le siguen desde sus inicios pero que han madurado y viven y sienten con él los mismos problemas y sensaciones vitales que refleja en sus canciones. Y comenzó con la frase: "Siempre que vengo a Granada lo hago de puntillas, porque me parece que están en un sueño y no quiero despertarles", y a partir de ahí la primera canción "Llamando a la mujer acción", con la que encadenó un concierto muy sentido. La puesta en escena se rodea de las últimas tecnologías, y el artista canta con un espectáculo completamente sorprendente, un escenario vivo, tridimensional, con una luminotecnia espacial que interactúa con la música y el público al servicio del espectáculo. El cantante interpretó al piano canciones como "Para que me quieras", "Me iré", "Hay un universo de pequeñas cosas"', con el Alejandro Sanz más íntimo y emotivo. Y recordó la primera vez que le dijo a su madre que iba a ser músico, y ésta le respondió que estaba loco, "pero la utopía sirve para caminar". Y ahí interpretó la canción "Enséñame tus manos". Y una broma, Alejandro Sanz se dirigió a su público y dijo que iba a cantar una canción hecha tan solo hace dos semanas, en rigurosa exclusiva. Pero no, era la canción "Mi soledad y yo", una de las primeras de su vida y que todos cantaron con él. Combinó sus nuevas canciones -"No me compares", "Se vende", "Mi marciana"- con los temas de siempre -"El alma al aire", "Mi soledad y yo" o "Amiga mía"- en un programa muy ajustado que viene rodado de sus conciertos de esta gira. Se sabe bien la lección y, para que no decaiga, pasa del pop más rockero a las baladas sin vacilar. Y así, poco a poco, se dirige hacia el final y convertir el escenario en una fiesta con los latidos más latinos de su repertorio. En su nuevo espectáculo en directo Alejandro Sanz compartió anoche composiciones emblemáticas de su carrera a la vez que dio a conocer los temas de su último trabajo discográfico que vio la luz en septiembre de 2012 y que está logrando unas aplastantes cifras de ventas. El álbum se ha alzado con el quíntuple disco de platino en España. El éxito le acompaña desde hace años, pero Alejandro se lo trabaja día a día, concierto a concierto, como ocurrió anoche en Granada. Os dejos unas fotos del concierto de anoche en Granada. Pinchad para ampliar: