Seguir por mail

10 oct. 2013

Alejandro Sanz, muy mexicano

De gira por México, Alejandro Sanz ha aprovechado para experimentar cantar un poco de la música de mariachi en el escenario, como ha hecho en el Encuentro Internacional del Mariachi de Guadalajara y en la Ciudad de México, y en dos de sus conciertos en el Auditorio Nacional donde invitó al Mariachi Gama Mil para a interpretar algunas de sus piezas. Me gustó mucho más la experiencia con "No me compares", creo que van retrasando el tiempo, lo tiran muy para atrás, y eso me gustó”, expresa el cantautor español en entrevista telefónica con The Associated Press. La curiosidad, explica, viene de muchos años antes, cuando “en mi casa se cantaban muchas rancheras, mi padre cantaba muchísimas rancheras, Volver, El rey… y boleros, sobre todo del maestro Manzanero, tríos como Los Panchos…”, afirma el cantante español. “Además, en España fue muy conocida la música de mariachi, para mí, por Rocío Durcal. Yo creo que fue una gran embajadora de la música mexicana”, sostiene Sanz al tiempo que confiesa que su admiración por el país comenzó de pequeño, pero dice que no en la música, sino con el séptimo arte. “Con María Felix empecé a ver el cine, me parece que era una mujer increíble, el carácter puro de la matriarca mexicana”, apunta Sanz, quien dice haber pasado tanto tiempo en tierra azteca que se refleja en sus canciones. Respecto a sus canciones el cantante recuerda esa frase del tema “No es lo mismo”, en el cual versa “léeme los labios, a mí me vale madre”, expresión muy mexicana que asegura, nadie le enseñó. “¡No me la ha enseñado nadie!, yo he pasado muchas temporadas largas aquí… Mi primera mujer es mexicana de Guadalajara, para mí no era desconocida la frase, sabía perfectamente qué era lo que estaba diciendo”, dice el cantante. Quizá una de las canciones más famosas de su repertorio, “Corazón Partío” la empezó a escribir en un hotel de Monterrey, donde se presentará el viernes. “Hice el estribillo prácticamente en esa noche y luego la estrofa tardé casi un año en terminarla, no había ninguna que me gustara lo suficiente para el estribillo”, cuenta el famoso artista. Tras concluir su gira por diversas ciudades de México, Sanz lanzará en noviembre la versión en vivo de su exitoso álbum “La música no se toca”, grabada en el estadio olímpico de Sevilla con David Bisbal, Malú, Pablo Alborán, Manolo García y Jamie Cullum. “Un montón de amigos, fue una noche especial”, expresa Sanz sobre el concierto que también incluye su canción “This Game is Over” con Emeli Sandé y Jamie Foxx. La versión de estudio del disco lo ha llevado a cinco nominaciones a los Latin Grammy, certamen del cual presume de tener 13 premios y tres Grammy.Los reconocimientos para el cantautor no paran con los Latin Grammy; el 6 de noviembre Sanz recibirá un doctorado honorífico del Berklee College of Music. “No me lo esperaba, por supuesto”, asegura Sanz quien comentó que ha tomado consejos de su compadre Paco de Lucía, quien recibió la misma distinción del colegio de música.