Seguir por mail

16 oct. 2013

Alejandro Sanz no descarta grabar con mariachi

No se les ocurra decirle a Alejandro Sanz que a los mexicanos no les cae muy en gracia que artistas que no son de ese país canten con mariachi. “Es que yo no soy extranjero”, dice travieso el intérprete sin siquiera tratar de esconder su acento madrileño. “Soy de Guanajuato… soy de Tepito”. Ni de la bella ciudad colonial mexicana ni del ancestral barrio del Distrito Federal. Sanz vio por primera vez la luz en España hace 44 años. Aunque no exagera cuando dice que casi es mexicano. El cantante es todo un ídolo en México, donde la semana pasada presentó una serie de seis conciertos en el Auditorio Nacional de la capital. En ese país también inició y termina su gira internacional, La música no se toca. Así que nadie se ofenda por haber cantado con mariachi una de las noches de concierto en el DF. “Fueron solo dos temas, Corazón partío y No me compares”, explicó Sanz. “Creo que si lo haces con respeto y con cariño, como lo hago yo, no hay ningún problema”. El problema, dice, es cuando pretendes ser algo que no eres, “como ir a Andalucía y cantar flamenco [sin ser andaluz]”. Al fin y al cabo, los mencionados temas tienen un ingrediente que nunca falta en las canciones rancheras, el dolor. “Yo creo que a todos nos gusta eso del sufrimiento; da igual que sean canciones de mariachi, tango, flamenco. Como que nos gusta llorar”, dijo. Ahora, no ser mexicano no significa que nunca grabará rancheras, pues, aunque reconoce que no se lo ha planteado, “tampoco lo descarto”. “En eso sí soy bien gallego… Un gallego, si te lo encuentras en la calle, nunca sabe si sube o si baja”, reveló.