Seguir por mail

2 feb. 2015

El Carbayedo llora la muerte de Fernando Fernández

La mala noticia llegó a primera hora de la tarde. Fernando Fernández Gutiérrez no consiguió superar su último paso por el Hospital Ramón y Cajal de Madrid y fallecía a los 34 años de edad. Los facebooks y twitters de Avilés, en donde el propio Fernando había sido muy activo, se inundaron de expresiones de dolor por la muerte de este joven apasionado por la cultura y defensor a ultranza de los intereses de Avilés. Nació con espina bífida y a lo largo de su vida sufrió más de catorce operaciones distintas, la última la esperaba con gran ilusión porque los médicos esperaban poder ampliar la válvula de respiración, lo que le permitiría dejar la bombona de oxígeno que le acompañaba allá a donde iba. Ya no pudo ser, su estado de salud se complicó y desde el pasado mes de diciembre estaba ingresado en el Ramón y Cajal. En El Carbayedo, donde residía, se le echaba de menos y ayer se lloraba su pérdida, especialmente en el restaurante Jose's, en donde había creado prácticamente su cuartel general. Allí se veía con amigos que compartían sus inquietudes por la cultura, disfrutaba conversando con los propietarios del local, especialmente con su hija Cristina, y se encontraba con sus compañeros del Partido Socialista, en donde militaba, como lo había hecho su padre, Ángel, también fallecido hace tiempo. Fernando Fernández Gutiérrez era, seguramente, uno de los avilesinos con más seguidores en redes como twitter y facebook. Allí se mostraba muy activo y a pesar de que en algunos momentos su estado de salud no era bueno, no dejaba de defender de forma apasionada los proyectos de Avilés. Fue, por ejemplo, uno de los impulsores de la red que se creó en defensa del Centro Niemeyer. Fernando tenía otra pasión, el fútbol, siendo un habitual en el Suárez Puerta animando al Avilés y también en El Molinón. Se le podía ver en muchos de los espectáculos de Avilés y siempre que su salud se lo permitía iba a conciertos por toda España. Aunque le gustaba todo tipo de música, desde AC/DC a Serrat, su gran pasión era Alejandro Sanz con el que ya prácticamente le unía una amistad, primero a través de las redes sociales y luego de forma personal. Fernando no se perdía ninguno de sus conciertos en España y siempre que era posible lo veía antes o después del espectáculo. En estos días, Alejandro Sanz le había grabado un mensaje de ánimo para que pudiera escucharlo en el hospital, pero ya no pudo hacerlo, al permanecer sedado los últimos días. Ayer el cantante conoció la triste noticia y en su twitter colgaba una cariñosa despedida para un Sanzero de toda la vida: "se nos ha ido un Sanzero de toda la vida. Un guerrero. @FernandoAstur buen viaje querido amigo. Te echaremos de menos gracias por tu vida"escribió en Twitter.