Seguir por mail

6 mar. 2015

Alejandro Sanz protagoniza la fiesta por los 25 años de Cadena Dial

Cadena Dial celebró anoche por todo lo alto un cuarto de siglo de historia. Veinticinco años recomendado música en castellano ejemplificada en las voces de Alejandro Sanz, David Bisbal, Malú, Miguel Bosé, Manolo García, Marta Sánchez, Melendi o Merche, algunos de los premiados y triunfadores de una gala que fue un gran espectáculo.
Con toda la pompa de las grandes ocasiones, el Recinto Ferial de Tenerife se llenó en una noche cálida que arrancó en la alfombra verde (en honor al color que distingue a Cadena Dial). Allí, en el paseo entre micrófonos y cámaras de televisión, los tímpanos retumbaron con las decenas de adolescentes que, entregadas a sus ídolos musicales, se amontonaron en la puerta principal al pabellón. Con pasión y energía desmedidas, fueron pocos autógrafos los que se pidieron y muchos los selfies. No hubo nadie que no cediera su sonrisa para la ocasión.
Gracias al acompañamiento humorístico de Isidro Montalvo o Daniel Amor y a los maestros de ceremonias, los presentadores Jaime Cantizano y Carmen Ramírez, toda la noche fue una fiesta, marcada por un mensaje en conjunto de agradecimiento. Porque todos los protagonistas coincidieron en agradecer a la emisora su apoyo durante estos años. Lo hizo Melendi, que fue el primero en salir al escenario a recoger su premio Cadena Dial Especial 25 Aniversario y cantar su popular "Tocado y hundido", y lo hicieron todos los demás. Dani Martín, el cantante español más radiado en nuestro país, según se anunció segundos antes de aparecer en escena, añadió algo más: “Hay que hacer más el amor”. 
Entre los premiados, estaba la espuma y nata del pop español en estos últimos 25 años. De esta forma, con sus éxitos se podía trazar un recorrido musical de varias generaciones. Desde los veteranos Miguel Bosé, Hombres G, Revolver o Marta Sánchez hasta los últimos en llegar, pero con igual fuerza que hicieron sus antecesores, como Manuel Carrasco, El Barrio, Antonio Orozco, Merche o Vanesa Martin, que próximamente tocará en el Teatro Real y en el último año se ha erigido como la más reciente estrella nacida en este particular universo del pop nacional. Otros nombres de fuera, pero que también son banda sonora de Cadena Dial, fueron los galardonados Laura Pausini, Tiziano Ferro o el dúo Ha*ash, que en México son actualmente toda una sensación adolescente.
Algunos premios fueron simbólicos como el que le entregó por toda su carrera Carles Francino, presentador de la Cadena Ser, a Manolo García, o el que recibió Miguel Bosé de manos del diseñador David Delfín. Pero tres nombres parecieron elevarse como si volarán entre tanto baño de masas y aplausos: Malú, David Bisbal y Alejandro Sanz. Los tres, reyes en lo suyo, son representantes perfectos de la fórmula de éxito de Cadena Dial. Y los tres recibieron, tanto en la alfombra verde como en la gala, las más pasionales ovaciones por el público.
Un público que pudo disfrutar por primera vez en directo de "Un zombie a la intemperie", la carta de presentación de la nueva criatura discográfica de Alejandro Sanz, que ya se ha colado como la canción más vendida en más de una decena de países. El músico español que ha vendido 25 millones de discos en todo el mundo reconoció sobre el escenario del pabellón, pero también entre bambalinas con la prensa, que “es muy importante apoyar la música española”. Y no está de más señalarlo: cuando Cadena Dial empezó a emitir allá por 1990, Alejandro Sanz ni siquiera había despegado su carrera. Veinticinco años después, es el rey midas del pop español.