Seguir por mail

7 mar. 2015

Unas lapas para Alejandro Sanz

Alguien de la organización de los Premios Cadena Dial, celebrados el jueves en el Recinto Ferial de Santa Cruz de Tenerife, había llamado unos días atrás para reservar una mesa para unos diez comensales pero sin dar más detalles ni pedir nada especial más allá de cualquier grupo normal. Ni discreción, ni reservados, ni el más mínimo capricho. Así es que los trabajadores del restaurante Los Pinchitos, situado en las calles peatonales del barrio chicharrero de San Andrés, se aprestaron a afrontar ayer una jornada rutinaria más. Gloria Cabello Mesa, encargada del establecimiento e hija de la propietaria, pensaba que irían trabajadores de la organización del acto, que reunió a una amplia representación de los mejores artistas del pop español, como Manolo García, Marta Sánchez, Malú, Miguel Bosé, Bisbal, Antonio Orozco o David DeMaría. Así es que los camareros servían los almuerzos con normalidad y los clientes disfrutaban de los productos del mar que se sirven en el restaurante cuando de repente aparece un grupo de ocho personas y, entre ellos, nada más y nada menos que Alejandro Sanz, del que sobran las presentaciones. "Nos mirábamos como diciendo si era de verdad o se parecía mucho a Alejandro Sanz. Y sí, era él y ¡había venido a comer a Los Pinchitos! No nos lo podíamos creer", aseguró Gloria a la opinión de tenerife, mientras detrás una de las camareras protesta porque no le tocara el turno del mediodía. "Si lo llego a saber... Que pena", decía la empleada desconsolada. Alejandro Sanz y sus siete acompañantes dejaron en manos de los responsables del restaurante el menú. Gloria lo tenía claro: varias raciones de lapas a la plancha bien fresquitas, calamares a la romana, ensalada con aguacates y abadejo a la espalda, este último plato una de las especialidades de la casa. Para beber, la mayoría eligió cerveza bien fresquita. Según coincidieron todos los empleados del local, tanto Alejandro Sanz como su troupe estuvieron "encantadores". Tanto que incluso se unieron, hasta el mismo Alejandro Sanz, para cantar el cumpleaños feliz a un cliente que almorzaba en una mesa cercana. "Parecían unos clientes más, completamente normales, charlando y disfrutando de la comida. La gente alrededor flipaba pero los respetaron. Pensé que iba a tener que esforzarme para que no los molestaran pero la clientela entendió perfectamente que el grupo de Alejandro Sanz estaba comiendo y debían dejarlos tranquilos. Y así fue", contó Gloria Cabello Mesa. Eso sí, ya en el exterior del restaurante, el autor de éxitos como "Corazón partío" se dejó fotografiar con todos los que se lo propusieron, ataviado con un gorro gris de tela y una camiseta y una chaqueta negras. Radio Club Tenerife, de la Cadena Ser, la misma emisora que organizó los premios, colgó en sus perfiles de las redes sociales una de esas fotos, la que se hicieron la misma Gloria y los camareros Juanma y Yaiza con Alejandro Sanz por fuera de Los Pinchitos. "Es del diez, es del diez...", insistió Gloria sobre uno de los cantantes españoles con más proyección internacional. No era la primera vez que Sanz acudía a San Andrés ni a tantos otros lugares de Tenerife. Ya desde muy joven, cuando todavía no era una estrella mundial, solía visitar la Isla, en la que tiene a varios amigos. A lo mejor no había ido a Los Pinchitos, pero su plantilla cree que por lo satisfechos que se quedaron todos con las lapas, los calamares y el pescado repetirán. "Es del diez, es del diez...", repetía Gloria Cabello.