Seguir por mail

14 abr. 2015

Las nuevas incorporaciones al equipo de Alejandro

Es el primer año de Alejandro Sanz como coach del talent show "La Voz" aquí en España, pero su peso como artista internacional, tanto en su faceta de cantante como en la de compositor, su dilatada carrera y su buena relación con artistas tanto españoles como internacionales, hacen muy difícil la labor de sus compañeros coach en el concurso. Pues cuando se da la vuelta es casi seguro que el talento en cuestión decidirá irse a su equipo. De hecho Malú lo tiene amenazado con que "no toques la manzanita"(refiriéndose al botón rojo que da la vuelta a la silla). Muchos son los talents que se dirigen a él con un "he crecido escuchando tu música". Alejandro lo tiene claro, lo ha expresado varias veces a lo largo de lo que llevamos de concurso, para él lo importante son los participantes, así que cuando considera que un artista es lo suficientemente bueno está contento con que entre a formar parte del concurso. Si alguno de sus compañeros se da la vuelta por lo general él no lo hace, es una manera de dar oportunidad a más gente. En el cuarto programa de las audiciones a ciegas Alejandro se ha llevado dos nuevos talents a su equipo, con la que ya tiene 12 y sólo le faltan otros dos, sin embargo ha alabado la voz y la manera de hacer de muchos de los que se han ido a los equipos de sus compañeros y cuando alguien se va sin que nadie se vuelva suele pedir disculpas. Sus nuevas incorporaciones son:
- Diego, desde Gijón llega este chico de 26 años, cuya vida está plenamente ligada a la música pues trabaja en un estudio de grabación y da clases de guitarra, y ha sido gracias a esta que Alejandro se giró nada más escuchar los primeros acordes del tema "Seven Nation Army" de The White Striyes, "tienes algo especial en esos dedos" fueron las palabras de Alejandro que se mostró deseoso de trabajar con él. También se volvieron Antonio Orozco y Malú, sin embargo no lo hizo Laura Pausini sorprendida por el hecho de que no cantase en español.
-Alex Gómez tiene 22 años y viene desde Madrid, aunque su sueño es dedicarse a la música su familia apostó porque estudiara una carrera, decantándose por la ingeniería. Su peculiar manera de interpretar "Happy" de Pharrel Williams hizo volverse a los cuatro coach. Orozco se declaró enamorado del joven, pero fue la sinceridad de Alejandro la que hizo que recalase en su equipo. "No te podría enseñar absolutamente nada de cantar, pero te podría ayudar a elegir el repertorio perfecto para que explotes al máximo esa voz". La semana que viene será la última de las audiciones con lo que los equipos quedarán conformados para poder pasar a al siguiente etapa del concurso.