Seguir por mail

28 ene. 2016

Alejandro Sanz con Bertín, del origen a la fama difícil y asuntos prohibidos

Alejandro Sanz era el nuevo invitado de ‘En la tuya o en la mía’. El cantante que “no respondía a ninguna pregunta”, como decía Bertín, habló de su infancia, sus inicios en la música y sus admirados Paco de Lucía e Íker Casillas. Por otro lado, fue uno de los entrevistados que menos preguntas respondió en el programa y menos se mojó. A diferencia de la entrevista que le dio a Pepa Bueno en ‘Viajando con Chester’, en la que habló de la extorsión que le hicieron unos mayordomos, o de su hijo fuera del matrimonio, en esta ocasión, Sanz habló solo de temas cómodos y ya conocidos. Con interrogantes que la gente se quedó sin responder y echando en falta que abordasen ciertos temas, el programa tuvo buenos momentos, sobre todo por ver a un Bertín en modo “celoso” que no se había visto hasta ahora. Alejandro Sanz llegaba a casa de Bertín Osborne y se saludaban con un abrazo, “cuánto tiempo sin vernos”, decía el cantante. “La última vez fue con Antonio Flores”, aseguraba el presentador.
“Muchísimas cosas de nuestras vidas son tan similares que te van a sorprender”, le decía Bertín a Alejandro, “para empezar, mucha gente cree que eres de Cadiz, pero eres de Madrid”, lo mismo que le pasaba a Osborne. En cuanto a la familia de Sanz, él recordaba que “mi madre fue una mujer muy fuerte, una superviviente” y “mi padre estuvo casi ausente de su familia. Trabajaba mucho para traer de comer a casa, pero no se lo he reprochado nunca”. Recordaba que empezó “a tocar la guitarra porque mi madre me quería sacar de casa, y salió a buscar una academia de lo que sea. Me quería apuntar a karate pero ese día estaba cerrado, y al lado habían clases de guitarra. Y aquí estoy. La vida está hecha de pequeños detalles”.
 
Una de las curiosidades que explicó el cantante es que en el colegio les “dividieron en tres grupos en la clase, A, B y C, el A eran los que tenían más posibilidades de triunfar en la vida y los del C los que nada. Si me molestó imagínate en cuál estaba yo”. “Con el primer dinero que gané le compré un coche a mi padre y a mi madre le puse una peluquería en Moratalaz”, explicaba Sanz. Y Bertín le preguntaba si ella iba a verle a sus conciertos: “Casi nunca, tenía miedo que me saliera algún gallito”, algo que Bertín aseguraba que compartía con su madre. “Me escapé dos o tres veces de chico de casa”, recordaba también.
Sobre los inicios de Alejandro como cantante, él recordaba que tocó “hasta en clubs de alterne, cuando la chica que bailaba la danza de sherezade se cambiaba, el público me escuchaba”, reían. "¿Cómo te llamabas al principio?”,“Solo Alejandro y después hice un grupo que se llamaba Sol y Arena”, confesaba él. Después de su primer disco Alejandro empezó a escribir para otros artistas, pero acabó grabando él las canciones y con esas primeras vendió un millón de discos (Era viviendo deprisa).
“Para mi la transición más difícil fue el pasear por cualquier sitio a que la gente me reconociera”, confesaba el artista. “Me encerré en una casa dos o tres meses porque quería huir de todo eso”.“El ser humano más vivo que he visto”, así definía Alejandro a Paco de Lucía. Se enteró de la muerte de Paco a través de mensajes que le llegaron de pésame de sus amigos. “Habíamos hablado dos días antes y riéndonos, y no me lo esperaba”. Sigo pensando que en España nos faltó tiempo de reacción porque él tuvo que hacer escala en Nueva York y tuvimos que llevarlo al auditorio, lo suyo habría sido otro tipo de reconocimiento. Hemos convivido en el tiempo con un genio al nivel de Beethoven y de Mozart.
“El amor es llegarte a enamorar de los defectos de las personas y hacerlos imprescindibles en tu vida, y el amor mío por Paco seguramente ha sido de los mayores de mi vida”. Entonces llegó ‘Mas’ (el disco que contenía ‘Y si fuera ella’ y ‘Corazón Partío’): “Fue el reventón más grande de mi carrera”, confesaba Alejandro. Y recordaba que “con ese disco estuve encerrado en mi habitación un año entero. Me dejaban la comida en la puerta, yo la cogía y seguí trabajando. En Berkeley se estudia ese disco como uno de los pops latinos indispensables”. “No hay ningún otro disco que haya vendido más en España y ya ni lo habrá”, por el estado del mercado, según Sanz.
“El halago es uno de los peores compañeros de viaje que puedes tener”, decía Alejandro y aseguraba que sus “hijos me ponen los pies en la tierra, y otros artistas también”. Alejandro aseguraba que era un poco supersticioso pero manías en los camerinos no tenía, lo “que no se puede es ser maleducada ni mirar a nadie por encima del hombro”. Yo admiro mucho a Casillas. Es uno de los grandes culpables junto a Xavi, Iniesta y otros, de los grandes triunfos de la Selección y ha traspasado fronteras. Y recordaba que un día le metío un gol a Casillas, algo que el propio portero desmentía, bromeando, en mitad de la entrevista:
En cuanto a sus hijos, Alejandro decía que tiene “mucha relación con todos mis hijos y los junto muchísimo”. Aseguraba que con su divorcio todos pusieron de su parte para que los hijos lo llevaran lo mejor posible. Cuando se iba a casar, su madre estaba preparándose pero no llegó y murió. “Cuando pierdes a tus dos padres se te pone una pena en los ojos”, recordaba con pena. Tras la charla, la típica frase de Bertín “estoy canino”, les levantaba del sofá para ir a cocinar.
El cantante explicaba que el amor por la cocina le venía desde que estuvo viviendo una temporada en casa de Miguel Bosé. Mientras cocinaban ambos cantantes llegaba Fabiola y saludaba con un efusivo abrazo a Alejandro. “¿Tú sabes que yo la conocía a ella de antes y ella a mí antes que a ti?”, le decía el invitado a Bertín. Este se quedaba sorprendido y ella respondía: “Hicimos un videoclip ‘Y si fuera ella’, éramos muchas pero todas pensábamos ‘Y si fuera ella’, soy yo”.
Voy a buscar yo ese videoclip, no entiendo por qué no me había dicho nada de eso”, decía entre celoso y bromista Bertín a Alejandro cuando Fabiola salía de la cocina. Entonces empezaron un pique sano entre los dos por quedarse con la mujer. “A que me voy a creer que estás celoso de verdad?”, reía ella. “A Raquel la conocí trabajando conmigo”, la contaba Alejandro a Fabiola y esta exclamaba “¡como nosotros!”. “¿Quieres dejar de parecerte a mí, Bertín?”, bromeaba el cantante con el presentador.
Yo quiero jugar al futbolin”, decía Fabiola, “¿y con quién vas?”, le preguntaba Alejandro: “Si tú me dices ven, lo dejo todo”, le decía Fabiola que al final decía que iba con su marido porque “no has visto la cara que ha puesto”, bromeaban.Al comer se fueron al futbolín, para que Alejandro no se quedara solo venía la hija de Bertín y empezaban a jugar y preguntar: “¿Es verdad que ibas a comprar el Betis?” No, decía Alejandro, “solo eran rumores”. “¿Todo lo haces igual de bien?” preguntaba Fabiola a Alejandro y Bertín: “¿Pero qué pregunta es esa?”.  ”Yo no he tenido ninguna queja de las camisas planchadas”, decía Alejandro. “¿Es cierto que Serrat te quiso robar una novia?”, preguntaba Alejandro a Bertín: “Fue una chorrada, en una discoteca hace 40 años, que Joan Manuel le dijo algo a una novia, y le agarré y se lió la de Dios, le he pedido disculpas muchas veces y me encantaría que viniera aquí”.
Este es el link: http://www.vertele.com/noticias/en-directo-en-la-tuya-y-en-la-mia-con-alejandro-sanz-y-sus-inicios-en-clubs-de-alterne/