Seguir por mail

29 ene. 2016

Alejandro Sanz trae a México su historia inversa con la gira "Sirope"

El cantante español Alejandro Sanz relatará su historia musical en México en la gira "Sirope", pero empezando desde el final, como puede leerse una revista, "desde la última página" hacia delante. "Empiezo por la última canción que escribí y acabo el concierto con la primera que escribí", afirmó el artista madrileño en una rueda de prensa en la que habló de sus próximos conciertos en México, con los que recorrerá la geografía de un país que considera "su casa". Como regalo para sus seguidores, adelantó que incluirá en su repertorio el tema "Pisando fuerte", incluido en su primer disco, "Viviendo deprisa", que cumple 25 años. Sin embargo, es una canción que "desde la segunda gira" no la cantaba en vivo, pues, bromeó, "no sabía cómo poder encajarla dentro del concierto y he conseguido hacerla de una manera en la que no me dé pena". Recordó cómo en los primeros conciertos era "un poco inconsciente" y tenía "muy poca vergüenza" para llenar directos de hora y media de duración con solo una decena de canciones. Pero ahora, señaló, sabe que tiene una "responsabilidad" con sus seguidores y con alguien más, sus hijos, ya que quiere que éstos "se sientan orgullosos de su padre" cuando escuchen sus CD o vean sus DVD, como el que recientemente sacó al mercado, con el concierto de "Sirope vivo". La gira le llevará al Auditorio Nacional de la Ciudad de México -donde tendrá cuatro citas, la primera de ellas mañana- y a las localidades de Puebla, Guadalajara, Querétaro, San Luis Potosí y Monterrey, donde escribió su famoso "Corazón partío". Sanz aseguró que su canción "A que no me dejas", incluida dentro de su última producción y que grabó con Alejandro Fernández, fue "una bonita forma de hacerle un homenaje a México". Y no solo por incorporar los sonidos del mariachi, "la letra también parece de aquí", apuntó, antes de recibir, minutos después, el disco de platino por la venta de más de 60.000 unidades en este país, reconocimiento que ya quintuplica en España. Comentó que, si el "sirope" que da nombre a su más reciente disco fuera "la sangre" que recorriera la música por dentro, si ésta tuviera venas, ese líquido, para él, sería "la sensación de estar vivo cada día". "Componer es eso, es querer todos los días hacer algo, es transmitir", indicó Sanz, para añadir: "Cuando me muera, me gustaría que dijeran ‘murió vivo’". De las polémicas de México, el país en el que sintió "amor a primera vista", prefirió no pronunciarse. No comentó nada sobre la captura de Joaquín "el Chapo" Guzmán y de Kate del Castillo únicamente consideró que es "muy buena actriz y muy guapa". "En todos los países siempre hay complicaciones, historias, pero ahí seguimos, y cada vez damos un pasito más adelante", opinó y agregó que "las sociedades muchas veces maduran a más velocidad que sus dirigentes". Tras un cuarto de siglo de trayectoria, sigue manteniendo la ilusión por la música y cree que todavía le queda "mucho por escribir, ojalá". "Yo hago música, no he inventado la vacuna de nada, pero intento darles un huequito de alegría", afirmó el artista, quien comentó que siempre trata de "decir la verdad" en las canciones, aunque "las mentiras poéticas siempre son más llevaderas". Sobre las redes sociales, consideró que son "otra nueva forma de llegar a la gente", pero es consciente de que, si bien los mensajes llegan de manera más inmediata, también hacen más difícil actos como desmentir una noticia porque, cuando lo intentas, "ya no importa". "Por eso, hablo cada vez menos", reveló con humor. Este es el link:
http://www.eldiario.es/cultura/Alejandro-Sanz-Mexico-historia-Sirope_0_478403350.html