Seguir por mail

17 jun. 2014

Alejandro Sanz presume de su primera colección de ropa

"Es un proyecto que une la moda, reflejada en las rosas, y la música, representada en los músicos "beats". Me parecía bonito unir esos dos conceptos", explica Alejandro Sanz que dice que no es un proyecto de un día, "sino que tiene largo recorrido", y ha mostrado una serie de camisetas con apuntes musicales y roqueros. "La colección ha surgido de la propia creatividad de Alejandro, ya que, a pesar de los cientos de camisetas que le ofrecen los estilistas, ninguna le termina de gustar; a todas les sobraba o faltaba algo", explica Raquel Perera. Una línea que refleja la imagen del compositor. "Son prendas muy confortables; es más, los pantalones tienen elástico, lo que permite jugar con la dieta", cuenta entre risas. Reconoce que, aunque ha vivido muy de cerca el proceso, solo ha diseñado una camiseta. "Contamos con un equipo creativo y hemos confiado en ellos", apunta Sanz. Algunos modelos llevan serigrafiado "Mr.Sanz", un eslogan que divierte al cantante. "Si tuviera quince años, me chocaría, pero, cumplidos los cuarenta, me resulta gracioso, me gusta", explica. A primera hora de la mañana, ya se habían vendido prendas en Latinoamérica de la colección, que ha salido hoy mismo a la venta a través de Ebay. "Hemos elegido la venta por internet para llegar a más sitios; de lo contrario, no hubiéramos llegado tan lejos", dice Sanz. Rosas&Beats es el primer proyecto en común de este matrimonio, que ha contado con la colaboración de sus amigos Iker Casillas, Sara Carbonero, Paco León, José Mari Manzanares y Dani Alves. Pero más allá de sus contribuciones musicales y sus aportaciones al mundo de la moda, Alejandro también es una persona con inquietudes humanitaria, alguien sensibilizado con la educación, la felicidad y el bienestar de los más pequeños. Por ello, ha decidido donar parte de los beneficios de esta aventura textil a organizaciones como Médicos Sin Fronteras y Save the Children. "Los niños son el futuro y a veces pagan los platos rotos", manifiesta Sanz. El lanzamiento de la línea de ropa coincide con la dulce espera del segundo hijo de la pareja, una niña que se llamará Alma y que compartirá juegos con su hermano, Dylan.