Seguir por mail

5 mar. 2015

"No soy seductor"

"No me considero un seductor. Estoy en casa, tranquilo, es algo que no me pide el cuerpo. Aprendí con el tiempo que a una mujer le resulta más bonito que le llames rara a que le llames guapa, o que le llames marciana a que le llames reina. Pero la seducción es algo bonito, para todo en la vida, no sólo en las relaciones humanas. Todo lo que nos atrae tiene algo de seducción", comentó en entrevista el cantante, quien esta semana lanzó su nuevo sencillo, "Un Zombie a la Intemperie". El español aseguró que disfruta mucho su vida privada y que por eso es muy cauto con lo que comparte en redes sociales: "Cuido mucho mi intimidad, he dejado de interesar a las revistas del corazón, lo que me parece maravilloso. En realidad lo que mostramos en las redes sociales es gran parte del trabajo". "Es cierto que a veces estoy en el estudio, me bloqueo y escribo a la gente para que me dé ánimos o me cuenten cualquier cosa, así me siento en compañía, con una red de 12 millones de amigos", señaló. Eso sí, aceptó que la promoción de un disco en redes sociales es fundamental en la era actual. En algunos casos se inventan las acciones. Con "Un Zombie a la Intemperie" la gente empezó a mandar fotos suyas caracterizados de zombis, sin pedir nada, lo que está muy bien porque al final hace mucho más ruido". Sanz recordó que le tocó ser parte de la generación de actores que redes como Twitter usaron para probar sus dimensiones, con noticias que eran erróneas o de plano inventadas. "Había informativos que hacían eco de Twitter como si fuera la cuna de la humanidad. Por regla general, no podemos tomar en serio la información de las redes, porque no te da tiempo de corroborar una noticia cuando ya ha dejado de importar porque es todo muy efímero". Aseveró que México, donde traerá su próxima gira de conciertos, ocupa un lugar muy especial en su corazón. "Fue un país que me recibió con los brazos abiertos, me recibieron con un calor que fue amor a primera vista, me adoptaron, el calor que me dieron cuando llegué es inefable, me sentí bien recibido", subrayó.